martes, octubre 17, 2006

Divagando
Me doy cuenta de que el esfuerzo es mínimo, que las cosas son tan sencillas o complicadas como uno las quiera ver. Algunas situaciones tienen una "complicación" natural, pero depende de uno mismo la actitud que se tome ante las mismas. Decirlo suena más sencillo que asumirlo. Para mí, hoy quedó muy claro (acá en la teoría, acá en la cabeza). Decidí avanzar en un logro que he dejado pendiente y caí en la cuenta de que algo que me hizo reflexionar Guadalupe es muy cierto, las cosas deben fluir y al dejarlas fluir se suceden, para vivir el aquí y el ahora. Algo más como resultado de la reflexión de hoy es que me di cuenta (como en otras ocasiones, pero luego lo olvido) de que sí sé por qué elegí la carrera por la que opté, que soy capaz de emocionarme cuando estudio temas relacionados aunque sea de las materias más aburridas del plan de estudios.
Por si eso no fuera suficiente para un día de caida de veintes... o de claridad mental, también me doy cuenta de que aún tengo la capacidad de escribir sobre papel y que me gusta la sensación (todo esto lo escribo en la mesa de un Vips, sobre unas hojas amarillas con dibujos de Los Simpson), además caigo en la cuenta de cuánto me gusta mi letra y que le tengo un amor especial por una serie de cosas que seguramente ya platiqué con algunos de ustedes en persona y que en algun post futuro podré comentar. Y finalmente aprecio por un lado que soy bastante capaz para enfocarme en una sola cosa pero que también tengo una increíble habilidad para dispersarme... y divagar... por si no se han dado cuenta.

4 comentarios:

sony dijo...

Mi querida Mariana, esto indica que eres una persona muy sensible, en el buen sentido de la palabra, claro, diría yo, con alma de artista, la forma en que expresas lo que sientes me parece muy poética, sin exagerar eh?, pues te invita a la imaginación, al sentimiento e incluso a la empatía.

Se ve que eres una persona muy apasionada y que gozas hasta de los más mínimos detalles de la vida. Probablemente por lo mismo es que te puedes deprimir fácilmente, pero incluso a la misma depresión le sacas provecho, y siempre de ella sale algo positivo, además, dime tú, que sentido tendría esta vida, que de por si es tan complicada, si no la vivimos de esa manera...

Mariana dijo...

Querida Sonia:

Agradezco mucho tu comentario. Fíjate que me han dicho eso de que soy apasionada... yo desde acá no lo siento... me parece incluso que me falta pasión. Pero tal vez tengo una mala impresión de mí misma.

Cierto, me encantan esos pequeños detalles que pueden hacer que tu día sea maravilloso, sin embargo también pasa que siento que puedo dejarme vencer por los otros detalles también y eso no es chido...

¡Gracias por seguirme leyendo!

¡Ahora mismo veo cómo va tu blog!

sweet & sour dijo...

gracias Mariana por pasar a mi blog.. saludos

denke dijo...

Es un suerte poder disfrutar como dices, hasta de los temas mas aburridos de tu carrera.
A mi la verdad me cuesta mas... disfruto en gran parte, pero hay un tercio de ella que se me atraganta tozudamente.
Te envidio! ;) En realidad te imagino en la facultad como si fuese una coreagrafia de una pelicula de Boliwood..!