sábado, marzo 04, 2006


La vejez y mi abuelita.

"El ser humano ha nacido para experimentar todas las edades, con sus experiencias propias y especiales." -Cita encontrada al azar en Internet.

Enfrentar cada etapa de la vida representa todo un reto. Enfrentar la vejez debe ser uno de los más grandes de la vida.
Desde anoche, que mi abuelita se cayó en su recámara y pudimos apreciar de manera más impactante el deterioro que su cuerpo ha sufrido en los últimos años, y del cual nos habíamos dado cuenta paulatinemente, no he podido dejar de pensar el lo difícil que este proceso debe ser vivido en el interior del ser humano, en su cabeza, en su cuerpo y en su alma, por lo que seguramente se reflexiona al llegar a una edad avanzada.

Hay gente que me dice "pero si tu abuelita no está tan grande". Claro que no. No ha llegado a los 80 años. Sin embargo en las últimas décadas su salud se ha visto golpeada más de una vez. A raiz de que se le diagnosticó la maculopatía y posteriormente fue atropellada hace 18 años aproximadamente, ella no logró encontrar un motivo o la fuerza para asirse a la vida y optó por una espera, entregada a la devoción a Dios, y a la resignación de lo que ella piensa que Él ya planeó para ella cuando deje este mundo como tal.
A pesar de que sé que es parte de la vida, a pesar de que sé que es inevitable, no he podido dejar de sentirme profundamente triste al verla y hablar con ella en las últimas horas. De golpe han invadido mi cabeza una cascada de recuerdos de mi abuelita como compañera de juegos, como cómplice, como cuentacuentos, como alumna de mi escuelita, como amiga con la que ir al cine, como mujer de fe... y como abuelita.
Pienso en lo que viviremos juntas ahora en esta etapa de su vida en que las cosas se están complicando para todas. Pienso que nos necesitamos, pienso en que nos amamos. Y pienso en que lo único que quiero ahora es ir a darle otro beso.
(Quité la foto que estaba en esta entrada, ya que algunos amigos pensaban que era mi abuelita)

13 comentarios:

.::| Peke | ::. dijo...

Si tu post en el flog me hizo llorar... éste con muchísima más razón... Ahorita no me siento como para postearte algo decente... Mañana por la mañana, lo haré bien.

Besos, prima.

.::| Peke | ::. dijo...

Ahora sí, con más tranquilidad... Allá voy.

Bien sabemos que en poco tiempo es la segunda vez que abue se cae... Si mal no recuerdo la vez anterior se pegó con la pared... Y sí, efectivamente creo que desde lo de las escaleras... Su cuerpo se ha deteriorado terriblemente pero, también en cierto punto es por no hacer un esfuerzo; como tú dices... Está resignada y esperando a lo que ella dice que Dios ya planeó para ella tanto aún en "la vida terrenal" como allá con él, como abue lo cree.

Yo casi no estoy con ella y creo que lo sabes de sobra, pero mamá que ha estado con ella sobre todo anoche, me platica cosas y me preocupan... No sé si a ti o a tu ma' les ha dicho... Pero con mamá se la pasó diciendo que tú eras yo y que yo era tú... Y realmente eso es algo preocupante... Al menos para mi punto de vista.

De igual forma, recuerdo cuando pequeña (aún más de lo que soy actualmente :P) me la pasaba con ella.. Jugaba en esa cama que ya no existe... Me contaba cuentos... ¡Y como recuerdo uno de unos diablos o algo así! Me encantaba ese cuento, supongo que alguna vez te lo llegó a contar a ti, por supuesto, si tú la conociste antes que yo.

Prima, a las 4 que vivimos con abue; no tenemos más que hacer que estar con ella y hacerle sentir que la queremos y adoramos... Más no podemos hacer a menos que ella lo quiera.

hpons dijo...

Amiga:

Tu abuelita no parece de 80, sino de 100. Por lo que dices en tu entrada, me atrevo a comentar que en efecto ha ocurrido en ella un "dejarse del lado" y así, en estos momentos asiste a un declive en varios y diferentes aspectos. Las que no pueden dejarse del lado son tú y tu mamá. Te mando un fuerte abrazo.

alkparra dijo...

Mi primer impulso al leer lo de tu abuelita fue ir corriendo a decirte algo, después pensé en escribirte lo que me hiciste recordar, pero ahora que tecleo me doy cuenta que removiste muchas cosas y creeme que entiendo a que te refieres con esos recuerdos, en mi caso te diré que la despedida de una de mis abuelas me dolió tanto, a pesar de que la enfermedad duró años, que decidí no decir adios del todo y ahora cada vez que me pasan cosas buenas o chistosas digo que es Cleo, mi angelita que me echa la mano o me hace maldades. Quizá esto no suena de apoyo ni confortante, lo siento, pero quería que supieras que te quiero un chingo y que si quieres platicar sólo estamos a unos pasos.

Te adoro

Mariana dijo...

Prima, pues lo bueno es que tú y yo nos tenemos la una a la otra... y que nuestra abuelita nos tiene a nosotras dos y nosotras a ella. Eso ya es ganancia.

Héctor, mi abuelita no es la de la foto. Pero sí. En muchos sentidos parece de 100 ahora, y así se fue deteriorando desde que decidió... y dijo "Yo ya tiré la toalla". Gracias por tus palabras. Gracias.

Alk, gracias por tu mensaje. Significó mucho que escribieras lo que escribiste. Y sirve, sirve mucho, si me siento apoyada y por supuesto que sí conforta. Adórote yo a ti.

sony dijo...

Hola Mariana:

Entiendo como debes sentirte, pues creo que lo más doloroso en este asunto, no es tanto el deterioro físico- que, como lo mencionas, lamentablemente es inevitable- sino la actitud de tu abuelita. Realmente es una lástima que ya no sienta esas ganas de vivir, no se que es lo que la haya llevado a darse por vencida, pero, lamentablemente, si ella no lo desea, es muy difícil convencerla de lo contrario, por lo que, tal vez por ahora lo mejor es disfrutar de su compañía, de su cariño, de su presencia, pues puedo ver que ustedes dan lo mejor de sí, y más ya no pueden hacer, sino amarla y dejarse amar por ella, pues a pesar de su estado de ánimo, estoy segura de que no deja de sentir amor por su familia.

En fin, no me queda mas que desdarte mucha suerte...ánimo!.

.::| Peke | ::. dijo...

Así es prima... Nos tenemos y tenemos a abue y eso es muy pero muy importante.

Besos!

Anónimo dijo...

pues que decir... las abuelas... al menos yo tuve la suerte de tener una por la que doy gracias... pero esta vez hiciste que recordara a mi bisabuela, sabes, siempre la recuerdo como si su ausencia fuera temporal...
chido tu blogg, ya tenia ganas de escribir... un beso..

Anónimo dijo...

el anterior comment fue mio... gerardo

Lura2006 dijo...

Mariana:
Que sorpresa !!!!mira nada mas descubrir ese hermoso corazón que posees, pero no me deberia de sorprender,la vez que te conocí ,tu rostro y tu franca sonrisa ,no me dejo pensar mas que dentro de ti vive un espíritu bueno y sensato,capaz y confiable .

Al leer tu relato ,no pude mas que recordar a esa cómplice; fué alumna ,comadrita y todo lo que yo la ponía a hacer , haciendo de sus enseñanzas mis juegos infantiles.
Yo jamás le dije Abuela y mucho menos abuelita no le gustó nunca, siempre fué mamá grande.
Recuerdo que en ocasiones mi mamá le decía... mamá porque te pones a la altura de la niña, ya no sé quien es mi hija y quien es mi madre....pero ahora comprendo que en su afán y sabiduría de ganarse mi confianza era capaz de hacer cualquier cosa.
Cuando ella murió , se murió una parte de mi ..pero tambien sé que mientras yo viva una parte de ella seguirá viva.
Gracias Mariana por este blog, me diste la oportinidad de sacar viejos recuerdos y gracias por dejarnos conocer tu bello corazón.

Saludos

.::| Peke | ::. dijo...

¡Ya actualiza esto, prima!

Mariana dijo...

Gracias Gerardo por pasar por estas páginas... me alegra saber que participarás... ahora que ya amplié las posibilidades para firmar... :-P Me encantó lo que mencionaste de la ausencia temporal... pues de alguna manera nuestras presencias son así, temporales... de tal forma que tal vez nuestras ausencias lo son también.

¡¡¡Lulú!!! Gracias por tu mensaje... me sacaste lágrimas... en verdad me conmoviste. Qué hermoso que haya sido una niña... la niña que jugó contigo y que ahora te proporciona esos recuerdos. Yo también tuve una Mamá Grande. Con ella mi relación fue muy "lejana"... fue mi bisabuela paterna... la catalana de Manresa. Gracias por tus palabras... en verdad las atesoro.

Ya mero lo actualizo... ¡espero que sea hoy!

Karola dijo...

Marianilla:

A mi me costó mucho trabajo decidir escribir algo en este post porque como bien sabes tiene 3 meses que falleció mi abuelo una imagen sumamente importante para mi, al igual que mi abuelita ellos han sido unos padres para mi.

El único consejo que yo te puedo dar y espero muchos curiosos lo lean para que también lo apliquen es: darle mucho amor a las personas mayores, aprender de ellos y no juzgarlo por su pasado, no olvidemos que nadie está excento de cagarla en algún momento, además tenemos mucho que agradecerles porque nosotros estamos en este loco mundo que hemos disfrutado gracias a ellos, eso nunca hay que olvidarlo.

Sebas, te dedico mi comentario