jueves, julio 13, 2006


New Orleans

Cuando leí "Entrevista con el vampiro" me enamoré de la romántica visión descrita por Rice en la novela, sobre la ciudad New Orleans. Pensé que era una pena que los gringos se pusiéran tan estúpidos con las visas y yo me encontrara tan lejos de una ciudad tan cercana, la que en verdad me gustaría recorrer algún día. Lamenté mucho el paso del homicida huracán que destrozó dicha zona y me alejó todavía más del sueño de conocer el sitio en el que se habían narrado las aventuras de los vampiros de la mencionada autora. Por esos días, si no mal recuerdo, fui a ver "La llave secreta" la cual fue rodada en Nueva Orleans y muestra mucho de ese sabor costeño tan atractivo.
Actualmente me encuentro leyendo un divertido libro llamado "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole, y descubro ahí una nada romántica descripción de la ciudad y un nada romántico personaje central. Pero esto lejos de alejar de mi mente la posibilidad de conocer algún día New Orleans, me hace sentir todavía más atraída a esa costa que descansa en el Golfo de México, que debe estar plagada de personajes interesantísimos si ha aportado tanto a las dos novelas que menciono. ¿Será mi romanticismo de lectora la que me lleva a pensar que los lugares de los que leo son hermosos en sí? ¿Será la maestría de los autores la que me los muestra así? ¿Qué será?

7 comentarios:

sony dijo...

Pues sì, dicen que todo depende del cristal con que se mira.

Yo no leì el libro pero vì la pelìcula,y en ella los paisajes no son naaaada romànticos, sin embargo me gustò mucho, claro que le dan mucha vista los 3 galanazos que salen ahì, por cierto que hace un buen que no la veo, ahora que la mencionas, igual y la rento, por que la verdad el libro si me darìa un poco de flojera leerlo.

En fin, a ver cuando nos vemos no?
Saludos!

hpons dijo...

En efecto, la tendencia romántica de muchos de nosotros como lectores, sumada a un buen nivel narrativo por parte del autor, da como resultado el enamoramiento total de un sitio que debe ser muy distinto en la realidad.

Yo llevo mis buenos 10 años anhelando conocer el Paris de la Rayuela cortazariana o el Nueva York de las novelas de Paul Auster. Eduardo Casar recrea -en un poema bastante singular- el Paris de Rayuela... en la colonia Roma. Él camina por Coahuila o una de esas oscuras calles, e imagina que va recorriendo las callejuelas parisinas, a punto de encontrarse a la Maga.

Esa imagen -en donde el ambiente se produce desde lo imaginario- me parece sencillamente estupenda. De hecho, ahora que estoy en el Centro he tenido ejercicios de ese tipo. Algunas calles de por acá dan la pauta perfecta para las novelas policiacas; cantinas, callejones, viejos artesanos, despachos de abogaduchos, músicos y mujeres.

Y por último, y para por fin decir algo sobre New Orleans, me atrae por el simple hecho de ser la cuna del Jazz, ese género que considero como el mejor. Así es que juntemos pa'l viaje.

Y no, no me gusta Anne Rice, buuu

Me estoy mareando dijo...

Yo me enamoré de Madrid gracias a algunas películas de Almodóvar.
Me entusiasma la idea de viajar a Viena desde que vi un vieo-clip de Ultravox.
Quiero ir a Tiffany's gracias a la Audrey.

Hay tantos sitios que no he pisado y que me encantan...

el dijo...

Es como un comercial -creo- de master card, donde una escritora cuanta que a los 12 viajo en tren, a los 25 fue a la cárcel y a los 30 la mataron.

Ese poder de transmutación geográfica que tienen ciertos autores es muy gratificante. Yo sueño con el japón de hakiro kurosawua. . y muero por los angeles de los años curenta de john fante.
Y si también me gusta la idea de caminar por los puentes cortazarianos, el puente donde me puedo encontrar a la Maga.
Pero eso si, me facina la idea de viajar al oaxaca que platica el prof Torrentera (Guillermo fadanelli)....
Ohhhh demos gracias a al gente que sabe escribir y nos hace dar esos viajesotes tan gratificantes.

Pablo dijo...

Creo que Nueva Orleans es bella de verdad, con mucho misiticismo y misterio.

De todas maneras, creo que tendemos a recrearnos imágenes románticas.

Saludos a Ignatius.

Besos

.::| Peke | ::. dijo...

No conozco la ciudad y pues así como que digas que tengo mucho interés en conocerla,pues tampoco.

pero de lo que estoy segura, es que depende muchísimo de la percepción de cada persona.

Nunca va a ser igual una cosa para tí que para mí o viceversa.

Mariana dijo...

Les agradezco haberme compartido aquellas cosas y lugares de las que se enamoraron gracias a la literatura y la maestría de algún escritor. Me incita a ser más curiosa en cuanto a libros y visiones del mundo se refiere.

Curiosamente el París de Rayuela no me resultó atrayente, y si lo hubiera resultado, habría sido por Oliveira y no por La Maga.