lunes, junio 19, 2006


PE... PE... PECES DE AUTOBÚS (Curiosidades... esos pequeños pretextos)

Por cuestiones laborales me dirigí a Guanajuato, Guanajuato, la semana pasada. Tengo material para rato y espero poder utilizarlo poco a poco.
Una verdadera joya que obtuve en este viaje, la encontré a mi regreso en el autobús, donde tuvieron a bien proyectar "La marcha de los pingüinos".
A mi lado izquierdo venía una señora con un niño de no más de cuatro años. Aquí una muestra de su conversación al momento de iniciar la película de los pingüinos:
Niño: ¡Mamá! ¿Qué es eso?
Mamá: Pingüinos.
Niño: ¡Mira cómo caminan!
Mamá: ¡Sí! ¡Como los peces... de pancita!
¡Vale queso!
***

9 comentarios:

Are dijo...

jajajajajajajajajaja
ante la estupidez del mundo, a veces no queda mas que reirse.

a mi en lo personal me encanta ver caminar a los peces de pancita jiii :-P

Que bueno tenerte de regreso chamaca. Se te extrañó hartisimo.

beso

Itzel dijo...

¿Cuando dormimos boca abajo caminamos de pancita?...
mmm pues sí hay que replantearnos seriamente todo lo que nos rodea... quizá la marcha de los pingüinos era "la marcha de los peces", o pudo ser "la marcha de las pancitas"... El mundo es un misterio

Karola dijo...

Hola

A mi me preocupa mucho que las mismos padres "desinforman a las hijos", ese niño va a crecer creyendo que los peces "camina" y lo hacen de pancita, al igual que los pingüinos desafortunadamente no se tiene cuidado con eso, espero que algún día ese niño se de cuenta del error y no viva con esa impresión

Y por otro lado no puedo negar que es muy cagado ... shia...

Besotes

¡Bienvenida a tierras PUEGcas!

alkparra dijo...

Cagado en verdad, te digo que el plop! es lo apropiado, la impotencia que uno siente al oir esas cosas y querer decir, no mi niño, no es así, deja te explico y usted vieja pen...sante mejor échese una jeta, jajaja.

Estoy esperando con ansias saberlo todo, me da gusto que hayas vuelto.

Te adoro

hpons dijo...

Independientemente de las interpretaciones tan "únicas" a las que puede dar lugar, La marcha de los pinguinos es una excelente película. A mi me ha hecho llorar cuando la ví, y también cuestionarme seriamente sobre el amor y la familia. Me queda claro que no es único de nosotros los humanos. Los pinguinos tiene mucho que enseñarnos sobre el sacrificio

...y también sobre cómo andar de panza al suelo

Pablo dijo...

jejejejeje

Estupenda conversación ¿no hay más?

Esperaré anisioso el resto del viaje.

Besos.

Me estoy mareando dijo...

En uno de esos programas en los que entrevistan a niños para que el publico se ría con sus respuestas ocurrentes, llegué a oir que la leche venía del tetra-brik.

el dijo...

jejeje como siempre me voy con una sonrisa de "que chido este post" Mariana en verdad me desestreso...

grax por eso

salu2

sony dijo...

Peces que caminan! waw!, donde donde para ir a verlos!, tal vez en esas carpas donde anuncian víboras de dos cabezas o cosas así, sería muy interesante conocer una nueva especie.

Por cierto, mucha gente me preguntó que si cuando fui a Alaska ví pingüinos, sin embargo, aclaro, los pingüinos solamente los podemos encontrar en el polo sur.

Oye que chido que te fuiste a Guanajuato, tengo muchas ganas de ir para allá para ir a unas callejoneadas y para ver las momias y comer unas charamuscas, a ver que dia se me hace, ah! pues ahora que ya no voy a tener chamba, aunque sea me voy de mochila al hombro y me duermo en una banquita del zocalo jajaja!.